Pidiendo contraseña

Manías, de querer sin motivo,
Motivos, por los que querer sin olvido
Salidas, tras la dilatación de tus pupilas
Perdida, por carreteras en dirección prohibida

Y admito, que duermo sola susurrándote al oído
Que me castigo si sueño contigo
Y es que sueño, y es que suelo
Caer al suelo si te miro
Si no lo digo, callo y ya me contradigo.

Y preferir dormir antes de soñar despiertos
Y preferir morir antes de matarnos a besos
Y jugar al cara o cruz de vivir fingiendo o desnudarse
Vivir sintiendo, o vivir en balde.

Entre besos meditados o precipitados
Perdidos, por no saber precintarlos
No se si fueron robados o regalados
Comprados o prestados
Y yo esperando que aun devuelvas.

A ciegas, en vela, a la luz de las velas, sin velos, en bolas, a solas,
O solo contigo
Con tu mano por encima de mi ombligo
Con la mía, rozando lo prohibido,
Rozando lo prohibido.

Versos, rimando con mi suspenso en ser correcta
Jugarlo todo al negro o rojo de tus ojos
Que hacen juego con mis flaquezas

Como una dama, con lágrimas a la espera
Como tu cama, pidiendo contraseña.

Y sonreír de lado y morderse el labio un rato
Y tentar al descaro
Y jugar con lo posiblemente inapropiado
Que es querer embotellar el aire que no es de nadie
Y quitarlo a nuestro espacio
Ahora que se hace tarde.

Y preferir dormir antes de soñar despiertos
Y preferir morir antes de matarnos a besos
Y jugar al cara o cruz de vivir fingiendo o desnudarse
Vivir sintiendo, o vivir en balde.

No se si fueron robados o regalados
Comprados o prestados
Y yo esperando que aun devuelvas.

A ciegas, en vela, a la luz de las velas, sin velos, en bolas, a solas,
O solo contigo
Con tu mano por encima de mi ombligo
Con la mía, rozando lo prohibido.

Como tus besos, rimando con mi suspenso en ser correcta
Como tus ojos, haciendo juego con mis flaquezas
Como una dama, con lágrimas a las escena
Como tu cama, pidiendo contraseña
Pidiendo Contraseña